Táctica


En
el ajedrez , hablamos de táctica para referirnos a una secuencia de movimientos encaminada a conseguir una ventaja concreta y a corto plazo, generalmente una ventaja material o dar el mate. 

La táctica se diferencia por lo general de la estrategia, en la que las ventajas tardan más tiempo en realizarse, y el oponente tiene menos restricciones en la respuesta.

Según decía Tartakower, que fue una de las más grandes personalidades ajedrecísticas de su tiempo, la táctica es saber qué hacer cuando hay algo para hacer, mientras que la estrategia es saber qué hacer cuando no hay nada para hacer.  
La táctica es fundamental en el desarrollo de la partida, porque siembre está ahí, pero necesita ser descubierta.

Significado de táctica en ajedrez

En el ajedrez la palabra táctica se refiere a lo que considero la parte más divertida del juego: combinaciones, sacrificios y otros fuegos artificiales. La mayor parte de los espectadores aprecian la táctica porque es realmente entretenida. Como jugador, la recompensa es enorme para el buen táctico, pues muy a menudo toda la partida dependerá de una combinación. 

Mejorando como táctico

Saca al táctico que llevas dentro 
Una de las preocupaciones más comunes de los jugadores en progresión es cómo llegar a ser mejor en tácticas de ajedrez.  Sólo como 
cualquier otro deporte o juego, práctica por supuesto es la palabra clave.  Pero practicar problemas no ayuda a menos que se haga de la forma adecuada. Por eso, creo que hay dos aspectos particularmente importantes que necesitas prácticar: resolver combinaciones y comprender el proceso de pensamiento para descubrirlas y calcularlas.

Comprender el proceso de pensamiento

Encontrar recursos para practicar tácticas de ajedrez es relativamente fácil.  Hay muchos libros por ahí con miles de combinaciones. 
El problema con muchos de estos recursos de tácticas de ajedrez es que todo lo consigues es una posición y una solución.  A pesar de que esto permite ver si tenía razón o no, no proporcionan suficiente detalle para aprender.  Por eso quisiera que pueda centrarse en los recursos de tácticas de ajedrez que también te dan explicaciones de , en particular las relativas al proceso de pensamiento correcto para resolver la combinación.  Necesita ver qué preguntas deben pedirá que conducen a la respuesta correcta.  Uno de esos recursos es este mismo sitio  por lo que invitamos a entrar en los temas y ver lo que tiene que ofrecer! 


Táctica es saber qué hacer cuando hay algo para hacer, mientras que la estrategia es saber qué hacer cuando no hay nada para hacer. 

Tartakower


Diferencias entre táctica y estrategia

No siempre está clara la diferencia entre táctica y estrategia, pero sin ser demasiado estrictos podemos señalar las siguientes:

 Táctica

 Estrategia

 Ventaja a corto plazo  Ventaja a largo plazo
 Busca una ventaja material o un mate  Pretende mejorar la posición
 Es la principal preocupación de los principiantes  Los grandes maestros dominan la táctica y su principal preocupación es la estrategia
 Una vez que ha sucedido lo vemos todo clarísimamente.  Cuando ganamos o perdemos y no entendemos exactamente por qué. 
 Es fácil de entrenar y mejorar  Marca la diferencia entre los jugadores experimentados
  Se generan amenazas concretas  Las mejoras son intangibles

Clasificación de los trucos tácticos

La táctica se refiere a secuencias de movimientos en los que el oponente no es capaz de responder a todas las amenazas, por lo que el primer jugador gana ventaja. Para reconocer los trucos usamos nombres descriptivos comos horquillas, la clavada, los ataques descubiertos, la sobrecarga, la desviación, la enfilada, los rayos X...

La Enciclopedia del Medio Juego de Ajedrez ofrece las siguientes categorías: tácticas de ataque doble, ruptura de Peones, bloqueo, atracción, ataque descubierto, peón pasado, ataque de rayos X , intercepción, desviación, clavada, demolición de los peones, sobrecarga, aniquilación de la defensa, ataque perpetuo, jugada intermedia, y eliminación del espacio.

A menudo varios tipos de tácticas se unen en una combinación.

Cuándo estudiar táctica

Los grandes maestros del ajedrez juegan con una sola cosa en mente: alcanzar un final favorable. La mayoría de los grandes maestros son jugadores expertos de finales, en los que saben combinar sus piezas y aprovechar las ventajas adquiridas durante el juego.
Ser capaz de ver lo que refleja y requiere una posición permite a un gran maestro predecir el resultado probable de todos sus movimientos, incluso en la fase de apertura.

Mi consejo para que seas capaz de entender y anticiparte en las partidas de ajedrez es, primero, el estudio de la fase final y luego la táctica y finalmente el medio juego, en ese orden. La apertura se puede estudiar, pero sólo después dominar los finales, porque de esta manera podremos encaminar la partida hacia un tipo de final que deseamos tener.


La táctica en la partida

En una partida nuestras preocupaciones deben ser las siguientes:

1) Desarrollar todas las piezas.

2) Dominar algunos finales

3) Estar atento a temas tácticos básicos.


Estas tres cosas son muy importantes. Si no utilizas todas las piezas, las posibilidades tácticas no se presentan con tanta frecuencia como te gustaría. ¿Y quién quiere barrer a un oponente, entrar en un final con 2 torres de más, y descubrir con impotencia que no tienes ni idea de cómo acabar con él? 

Después de esta fase inicial, debes trabajar en las tácticas, las tácticas y más tácticas  - pero sin excluir los otros aspectos del ajedrez.


Los peligros de la táctica

A medida que progresamos, ignorar las ideas posicionales básicas  en favor de la pura táctica es un error, pues se termina basando toda la "estrategia" en los trucos.

El jugador truquero no tiene ni idea de cómo construir una posición (las posibilidades tácticas suelen surgir de una posición superior estratégicamente), y no alcanza a conocer los méritos artísticos más profundos del juego.

Los trucos no deben ser el objetivo de la partida, por el contrario, las piezas bien colocadas contribuyen a presentación de combinaciones tácticas.


Cómo estudiar táctica.

Aprende a reconocer los patrones tácticos y ejercítalos. Hay muchas formas de practicar y no todas ellas requieren estar delante de un PC. 

Para empezar, puedes encontrar unas buenas colecciones de problemas en aquí. Te recomiendo que imprimas algún cuadernillo y lo lleves siempre en el bolsillo, ponte un objetivo y verás como rápidamente mejora tu nivel.


Encuentra tus jugadas tácticas

Todas las tácticas son a base de piezas indefensas, un rey expuesto, y / o un ataque doble

Buscar opciones tácticas en todas las posiciones es una pérdida de tiempo. En su lugar, hay que buscar piezas indefensas, un rey débil, o un ataque doble. Si ninguna de estas cosas existen, no hay  táctica posible. Si existen uno o más de estas cosas, entonces debe dispararse la alerta roja: una combinación táctica podría estar gritando para que la descubran.

No olvides que la táctica se aplica en ambos sentidos, así que atento, porque nuestras piezas también están en peligro.


El ataque doble

Movimiento que crea 2 amenazas a la vez.

Estos ataques pueden ser hechos por la misma pieza (en cuyo caso esto es un tenedor); o por piezas diferentes (una situación que puede conseguirse con un ataque descubierto en el cual la pieza movida también hace una amenaza).

Los ataques pueden amenazar directamente piezas contrarias, o pueden ser amenazas de otra clase: por ejemplo, capturar a la reina y dar jaque mate. ver más...

La clavada es una táctica muy común que restringe el movimiento de una pieza del oponente. Se produce cuando una pieza no puede apartarse porque expondría una pieza más valiosa, normalmente el rey o la dama. 

ver más...


Un ataque al descubierto es un movimiento que al ser realizado descubre una amenaza por otra pieza propia. Una pieza se aparta para permitir el ataque de un alfil, torre, o una reina sobre una pieza enemiga.

Los ataques descubiertos suelen plantearse para ganar material mediante un ataque doble. A diferencia del tenedor, en el que una sola pieza crea un ataque doble, aquí dos piezas propias crean amenazas simultáneasque el oponente no puede atajar.

La desviación

El objetivo de la desviación es distraer a un defensor y hacerle abandonar su puesto para que descuide la pieza o la zona que estaba protegiendo. Esta táctica es a menudo frecuentecuando alguna pieza es clave en el papel defensivo y puede implicar un sacrificio.

Una pieza que realiza una tarea defensiva crítica es vulnerable a una combinación táctica. En caso de la sobrecarga, el defensor es cargado con demasiadas tareas defensivas. Cuando una pieza defiende piezas o casillas en direcciones diferentes, entonces éstas se convierten en vulnerables a una combinación táctica. 

Las enfiladas están estrechamente relacionadas con las clavadas. De hecho, se parecen mucho, pero a la inversa. En una enfilada, una valiosa pieza es atacada y obligado a mover para evitar ser capturada, dejando una pieza menos valiosa detrás de ella sin protección. Como en las clavadas, las enfiladas sólo pueden ser creadas por las piezas de largo alcance. 


Se trata de un truco impactante que se usa a menudo como una respuesta contra un ataque. Un movimiento intermedio es el que que interrumpe una secuencia de movimientos de modo que el jugador gane una ventaja.

Es un movimiento del jugador que no fue considerado por el oponente en el cálculo de su variación o combinaciónLa jugada intermedia puede alterar nuestros cálculos, los planes de cambio o provocar el fracaso de las combinaciones. 
Un ataque de rayos X ocurre cuando una pieza de ataque es defendida por una pieza que parece estar obstruída por otra pieza enemiga. 

En este caso la torre negra no puede impedir el mate ni con la ayuda de su dama

La obstrucción se produce cuando se interrumpe la línea entre una pieza de ataque y su defensa interponiendo una pieza que se sacrifica. Es una táctica de ajedrez que rara vez se plantea y por lo tanto, se olvida a menudo. Las oportunidades de obstrucción son escasas porque el objeto defendido debe ser más valioso que la pieza sacrificada y la interposición debe representar una amenaza por si misma.