Reglas básicas‎ > ‎

Las piezas

El rey, la dama, la torre, el alfil, el caballo y el peón se mueven sobre el tablero cada uno a su modo. Por lo tanto es necesario aprender sus seis maneras distintas de moverse que .

Las piezas se dividen, por convención, en blancas y negras. A los jugadores se les conoce como "Blanco" y "Negro", y cada uno comienza el juego con dieciséis piezas de su color. Estos consisten en un rey, una reina, dos torres, dos alfiles, dos caballos y ocho peones.

Cómo mueven

Cada pieza de ajedrez tiene su propio estilo de movimiento. En los diagramas las X marcan las casillas en donde la pieza se puede mover si no hay otras piezas (incluida una pieza propia) que se interpongan en su camino.

Si hay una pieza del adversario en la casilla de destino, la pieza es capturada. La única excepción es el peón, que sólo puede capturar las piezas en diagonal hacia adelante.

 La torre se mueve a lo largo de filas y columnas. 



 El caballo se mueve avanzando dos y uno de lado. Es la única pieza que puede saltar sobre las demás. (no necesita que el camino esté despejado)

 La dama mueve por columnas, filas y diagonales. 


 El alfil se mueve por las diagonales. Nunca cambia de color y por eso solemos hablar de alfil de casillas blancas y de negras, puesto que tenemos uno en cada color. 

 El rey mueve una casilla en cualquier dirección. La casilla de destino no debe estar amenazada.

 
 El peón avanza una casilla, salvo desde su posición inicial, en la que puede avanzar una o dos. Solamente come en diagonal.
 


Las piezas una a una

Pulsa sobre los enlaces para saber más de cada pieza.

Rey

Dama

Torre

Alfil

Caballo

 

Peón

Colocación inicial de las piezas

Al inicio de la partida las piezas se colocan según el diagrama siguiente             

Pulsa aquí para saber más de la posición inicial.


Las piezas se comportan de maneras diversas en el tablero, y por eso es fácil comprender que unas son más valiosas que otras.

Una de las primeras cosas que cualquier nuevo jugador de ajedrez aprende son los valores relativos de las piezas. Para hacer esta simplificación valoramos cada pieza con un número de peones equivalente y esta comparación nos ayuda evaluar la posición y decidir si un cambio de piezas es favorable o no.

Por ejemplo, una torre vale como cuatro o cinco peones y una dama por ocho o nueve, aunque conviene aclarar que el jugador de ajedrez avanzado no anda sumando estos valores durante la partida, sino que los pondera intuitivamente.

Atendiendo a su fuerza, el caballo y el alfil se denominan piezas menores o ligeras, y la torre y la dama, piezas mayores o pesadas. La diferencia de valor entre una pieza y otra se conoce como "calidad",  de modo que, si un bando tiene un alfil mientras que el contrario tiene una torre, se dice que el bando fuerte tiene "calidad de ventaja" y si un jugador cambia intencionadamente una de sus torres por un alfil o caballo, se dice que "sacrifica la calidad".

Alcance de las piezas

El alcance de cada pieza depende de su tipo de movimiento y su posición en el tablero, podemos calcular fácilmente cuántas casillas controla cada una desde el centro del tablero (máximo) o desde una esquina (mínimo), suponiendo que el tablero esté despejado.

Esta diferencia entre máximos y mínimos ayuda a explicar por qué unas piezas son más poderosas que otras y, por ejemplo, por qué a los caballos les gusta el centro. Vemos cómo las torres no pierden alcance por su posición y cómo la dama es siempre muy fuerte.                       

   Máximo    Mínimo
 Dama 27 casillas 21 casillas
 Torre 14 casillas 14 casillas
 Alfil 13 casillas 7 casillas
 Caballo 8 casillas 2 casillas
 Rey 8 casillas 3 casillas
    
Las piezas 
Las piezas

 
  
El Rey