Finales


Cuándo es el final de la partida

Para entender las partidas se suelen considerar 3 fases: la apertura, el medio juego y el final. Entonces, ¿cuándo comienza el final? 

La respuesta no es única, pero podríamos convenir en que estaremos en un final cuando queden pocas piezas y se pueda activar el rey como pieza de ataque de una manera relativamente segura.

Conceptos más importantes de los finales

En el final la relativa seguridad del rey y la importancia de los peones alteran los conceptos estratégicos que se aplicaban en la apertura y el medio juego y cobran importancia otras ideas:

  1. El Rey pasa a ser una pieza fundamental de ataque y defensa. Llévalo al centro de la acción - preferentemente delante de sus propios peones.
  2. Corta (no dejes pasar) al rey enemigo fuera de la acción cuando se pueda, por ejemplo con una torre.
  3. Las torres deben colocarse por detrás de los peones pasados ​​- tanto los propios como los contrarios.
  4. Avanza los peones con opciones para aumentar sus posibilidades de coronar.
  5. Ataca a los peones débiles para forzar al rival a colocar las piezas en posiciones defensivas.
  6. Activa tus piezas tanto como puedas, porque hay muchos espacios y pocas piezas. Una colocación pasiva o defensiva puede conducirte al desastre.
  7. Si tienes ventaja material, procura cambiar piezas, pero mantener peones . El intercambio de peones aumenta las posibilidades de tablas. Cuantas menos piezas, más importantes se vuelven los peones. Si tienes desventaja cambia peones.
  8. Si tienes ventaja, procura dejar peones en ambos flancos del tablero, serán más difíciles de parar.
  9. Si tienes un alfil, coloca los peones en las casillas del color opuesto - de esta manera los peones controlan las casillas que no controla el alfil y éste tiene más movilidad.
  10. La pareja de alfiles es por lo general muy poderosa en el final.
  11. Un caballo que bloquea a un peón cubre las casillas donde otros peones pueden proteger el peón bloqueado.
  12. Los peones pasados ​​deben ser empujados hacia octava fila con el apoyo de todas las piezas. 
  13. El peón pasado ​​alejado es una ventaja clave porque sobrecarga defensivamente las piezas del oponente y las distrae de otros objetivos.
  14. Si se llega a un final igualado con alfiles de casillas de distinto color las tablas son muy probables.
  15. Ten siempre presente los tipos de finales que se pueden alcanzar mediante la simplificación de piezas. Con la experiencia sabrás de antemano cuáles se pueden ganar y cuáles son tablas.

Entonces, ¿qué hacemos?


Para no complicarnos, podemos quedarnos con estas tres ideas principales: 
  • Centraliza el rey.
  • Crea un peón pasado.
  • Activa tus piezas.

Practica los finales

Los anteriores principios son de carácter general, es decir, un poco filosóficos.
Sin embargo, de cara al final también es necesario dominar algunos conceptos concretos, porque muchas posiciones requieren de jugadas muy precisas.

Creemos que la práctica hace la perfección y por ello te proponemos algunas posiciones para jugar online con una breve presentación teórica.
Pulsando sobre el botón podrás jugar la posición automáticamente en la página de lichess.org. Para ello elige el nivel 8 (sí, el máximo, porque lo que quieres es aprender y para eso necesitas que la máquina juegue bien) y pulsa sobre el rey del color con el que quieres jugar. Te recomendamos jugar con ambos colores si no tienes claro el concepto.

Si el color que has elegido debe ganar no puedes conformarte con unas tablas y habrás de intentarlo nuevamente. Si solamente puede hacer tablas debes intentar conseguirlas. Y si al color elegido le toca perder intenta comprender las maniobras que realiza el programa para ganarte.

Rey y peón contra Rey      

                 


Rey y 2 peones contra Rey   

                

Rey y 2 peones en la misma columna contra Rey