Practica la oposición

En los siguientes apartados se proponen varias posiciones para entrenar y aprender los finales de reyes y peones. En estas posiciones el bando fuerte lucha por coronar uno de sus peones y el débil busca neutralizar la posición y conseguir unas tablas mediante la captura o el bloqueo del peón.

  • En el enunciado se indica a quién le toca jugar y qué puede conseguir si los dos juegan de forma correcta. Para dominar estas posiciones es necesario conocer los conceptos de oposición y cómo lograr un peón pasado.
  • Puedes jugar la posición sobre un tablero con un amigo o bien entrenar en la página de chess.com pulsando el botón JUGAR y eligiendo nivel 10.
  • Si eliges el color que juega primero debes lograr el resultado que se propone, si eliges el otro debes intentar refutarlo.
  • Si no sabes como resolverlo puedes aprender del propio ordenador jugando con el color contrario o bien ver una de las posibles soluciones seleccionando la zona gris.
  • Para coronar recuerda que hay que llevar el rey delante del peón y después apartarlo para avanzar el peón.
  • Recuerda, no es necesario jugar hasta el final, la mayoría de las veces la coronación de un peón es una ventaja definitiva

"8/8/5k2/4p3/4K3/8/8/8 w - - 0 1"

Por mucho que lo intente, el rey negro no conseguirá pasar si el blanco mantiene la oposición.

Solución

1. Rd3 Re6 2. Re4 Rd6 3. Rf3 Rd5 4. Re3 *

"8/8/8/3k4/8/3K4/3P4/8 b - - 0 1"

Al negro le gustaría no tener que mover y así ceder el turno amablemente al blanco, pero esto no es posible, porque al mover perderá la oposición y la partida.

Solución

1... Re5 2. Rc4 Rd6 3. Rd4 Re6 4. Rc5 Rd7 5. Rd5 Rc7 6. Re6 Rd8 7. Rd6 Re8 8.d4 Rd8 9. d5 Re8 10. Rc7 Re7 11. d6+ 1-0

"8/8/3k4/8/3K4/8/3P4/8 w - - 0 1"

Parece que el rey blanco va a perder la oposición, pero tiene una jugada de reserva.

Solución

1. d3 Re6 2. Rc5 Rd7 3. Rd5 Rc7 4. Re6 Rd8 5. d4 Re8 6. d5 Rf8 7. Rd6 Rf7 8.Rc6 Re7 9. d6+ Re6 10. d7 Re7 11. Rc7 1-0

"4k3/8/8/8/8/8/4P3/4K3 w - - 0 1"

Atención a la jugada de reserva, no gastes la única bala que tienes, porque si mueves primero el peón la posición es de tablas. (si no lo tienes claro te recomiendo que lo compruebes por ti mismo).

Lo mejor es llevar el rey por delante del peón.

Solución

1. Rd2 Rd8 2. Rd3 Rd7 3. Re4 Re6 4. e3 1-0

"4k3/4p3/8/8/8/8/8/4K3 w - - 0 1"

¿Por qué no vale ahora la jugada de reserva? El rey blanco gana la oposición de una manera muy sencilla porque el negro se queda sin espacio para maniobrar.

Solución

1. Rf2 Rf7 2. Re3 e5 3. Rf3 Rg6 4. Re4 Rf6 *

"8/Pk6/1P6/8/3K4/8/8/8 w - - 0 1"

Analicemos primero la posición: El rey negro no puede descuidar la casilla a8 y por este motivo no puede tampoco comer el peón de b6.

Por lo tanto los peones no necesitan protección extra, pero tampoco pueden coronar sin ayuda del rey. Por su parte el negro aspira a mantener el rey entre a8 y b7.

Aviso: la jugada secreta requiere la entrega de un peón.

Solución

1. Rd5 Ra8 2. Rd6 Rb7 3. a8=D+ Rxa8 4. Rc6 Rb8 5. b7 Ra7 6. Rc7 1-0

"8/1k6/8/P1P5/8/8/8/7K w - - 0 1"

A simple vista podríamos pensar que el rey negro se comerá los dos peones, pero cuando se decanta por uno de ellos el avance del otro lo pone en apuros.

Solución

1. Rg2 Rc7 2. a6 Rc6 3. Rf3 Rc7 4. Re4 Rc6 5. Re5 Rc7 6. Rd5 Rc8 7. c6 Rb8 8. Rd6 Ra7 9. c7 Rxa6 10. c8=D+ *

"8/8/1k6/8/1PK5/1P6/8/8 w - - 0 1"

Para ganar el rey blanco debe pasar delante de los peones, pero el negro lo va a impedir, así que no nos quedará más remedio que avanzar el peón de b4 y, en determinados casos entregarlo para ganar la oposición.

Solución

1. b5 Ra5 y ahora la única jugada que impide las tablas es entregar el peón ganando la oposición 2. b6 Rxb6 3. Rb4 Ra6 4. Rc5 Rb7 5. Rb5 Ra7 6. Rc6 Ra8 7... 1-0

"8/kP6/2K5/1P6/8/8/8/8 w - - 0 1"

Solo hay una jugada para ganar la oposición y partida. ¿Cuál puede ser?

Solución

1. b8=D+ Rxb8 2. Rb6 Rc8 3. Ra7 Rd7 4. b6 *

"8/8/8/7P/p2k2K1/8/8/8 b - - 0 1"

En efecto, gana la partida aquél al que le toque jugar. ¿por qué?

Solución

1... Re5 2. Rg5 Re6 3. Rg6 a3 4. h6 a2 5. h7 a1=D 0-1

Ambos peones coronan simultáneamente, pero atención, porque no lo hacen en las mismas condiciones.