Final con un alfil de más

Si terminas con sólo un rey y un peón contra un rey, es posible que puedas ganar; como has visto, depende de la posición de las piezas. Pero si terminas con sólo un rey y un alfil o un rey y un caballo contra un rey, la posición es tablas. No hay forma de que consigas jaque mate.

Así que, si solo tienes una PIEZA MENOR (alfil o caballo), vas a necesitar promocionar un peón si quieres ganar. Si tienes más peones que tu oponente esto suele ser fácil (aunque hay una excepción importante que verás más adelante). Si tienes un peón pasado también suele ser fácil. De lo contrario, tendrás que capturar algunos peones enemigos primero.

¿Cómo se hace esto?

Como en todos los finales, necesitas un plan; no es bueno jugar el primer movimiento que se te ocurra. Necesitas pensar por adelantado para saber dónde quieres tus piezas y cómo las vas a conseguir.

  • En primer lugar, al igual que en todos los finales, tu rey tiene que estar activo, es decir, debe dirigirse rápidamente a donde está la acción. Siempre recuerda usar a tu rey como una pieza de ataque en el final.
  • Entonces necesitas encontrar un objetivo, que puede ser un peón enemigo que no está defendido por otro peón. A veces simplemente podrás ganar el peón porque el rey de tu oponente está demasiado lejos para defenderlo.
  • A veces necesitarás usar un ATAQUE EN EQUIPO, que es cuando atacas a un objetivo con más de una pieza. Así que podrías atacar a un peón con un rey y un alfil. Como tu oponente sólo tiene un rey, no podrá defender el objetivo.
  • Si eso no es posible, tendrás que usar tus piezas para controlar las casillas que rodean al rey enemigo y forzarlo a alejarse. A veces también serás capaz de sacrificar tu pieza por un par de peones para conseguir promocionar otro peón.
  • Pero siempre tendrás que asegurarte de que no se te acaben los peones.

Ejemplos

Las blancas tienen alfil de más y ganan


Empieza por practicar esta posición.

Al principio parece como si las negras pudieran quedarse sentadas defendiendo a su peón, pero de hecho es muy fácil para las blancas ganar. Pruébalo tu mismo antes de seguir leyendo.


Una forma de ganar es atacar con tu rey al peón negro. Mira cómo se hace.

1. Re3 Re6

2. Rd4 Rd6

3. Ac4 Re7

4. Re5 gana el peón.

O, si las negras intentan Rf6 en el movimiento 2, el rey blanco irá a d5 y luego a e5.

Ahora trata de ganar esta posición.

Inténtalo de nuevo antes de seguir leyendo.

Solución

Así es como puede ir la partida:

1. Re3 Re6

2. Rd4 Rd6

3. Aa3+ Las blancas hacen un jaque para forzar al rey negro a huir. 3.... Re6

4. Ab4 Las blancas juegan un movimiento de espera para que el rey pueda avanzar. 4.... Rf6

5. Rd5 Rg7 6. Re5 Rg6 7. Ac5 Las blancas juegan otro movimiento de espera. Las negras tienen que alejarse del peón y las blancas ganan fácilmente.

Alfil contra peón, también se puede ganar

Aquí, las negras tienen un peón extra, pero aún así es fácil ganar.

Primero debes evitar que las negras te cambien tu último peón. Prueba a hacerlo por ti mismo antes de ver cómo se hace.

Solución

1. Ad4 (Re3 sería un grave error: Las negras podrían jugar e6-e5 y cambiar su peón. ) 1.... Rf7

2. Re3 Re7

3. Ae5 Asegurarse de que las negras nunca jueguen e5. Tu objetivo es el peón de e6. Tienes que dar u rodeo con el rey por el flanco de dama para acercarte. 3.... Rf7

4. Rd4 Re7

5. Rc5 Rd7

6. Rb6 Re7

7. Rc7 Rf8

8. Rd7 Rf7

9. Rd6 Ahora las negras tienen que alejarse, dejando el peón en f6 para ser capturadas.

No todo es tan sencillo; observa lo que sucede si alteramos la posición solo un poquito.

Las negras consiguen tablas

Esta posición sería de tablas; las blancas no pueden evitar el cambio de peones tras hacer las negras e5.

Las blancas ganan

Si empiezas con el rey blanco en e3 en lugar de f3 es una victoria fácil.

1. Rd4 El único movimiento ganador. (Si el rey negro se retira, las blancas juegan Re5 seguidas de Ac4 ganando el peón e6 seguido del peón f5) 1… e5+

2. fxe5+ Re6

3. Ah3 clavando el peón negro. Las negras tienen que retroceder y dejar que las blancas capturen su peón.

Las blancas juegan, peeero...

Normalmente se espera ganar fácilmente con un alfil y un peón contra un rey, pero hay una excepción.

Si tienes un alfil y un peón de torre, y el alfil está en el color opuesto a la casilla de coronación, es tablas si el rey defensor puede llegar a la esquina. Pruébalo tu mismo y mira qué pasa.

Puedes llegar hasta aquí, pero si avanzas el peón a la séptima fila, el rey negro se esconderá en la esquina.

Si tuvieras un alfil de casillas negras, sería una victoria fácil. En el diagrama de arriba jugarías h6-h7+ y si el rey negro intenta esconderse en la esquina, el alfil podrá dar jaque mate a lo largo de la diagonal larga.

Ejercicios propuestos

A continuación encontrarás algunas posiciones para jugar. Escoge el bando con el alfil extra e intenta ganar.

Recuerda: lo primero es acercar el rey.

El objetivo es conservar los peones y capturar los del rival.

Si no consigues ganar juega con el color contrario y aprende de la máquina.

Juegan las blancas

Juegan las negras

Juegan las blancas

Juegan las negras

Juegan las blancas

Juegan las negras