Borges y el ajedrez

publicado a la‎(s)‎ 19 dic. 2011 3:42 por 123 Ajedrez   [ actualizado el 19 dic. 2011 3:57 ]

Jorge Luis Borges (Buenos Aires, 24 de agosto de 1899 – Ginebra, 14 de junio de 1986) fue un escritor argentino, uno de los autores más destacados de la literatura del siglo XX. Publicó ensayos breves, cuentos y poemas.

Considerado como uno de los más grandes eruditos del siglo XX, su literatura rebosa de imaginación y atractivo y nos ofrece, ofrece —a través de la perfección de su lenguaje, de sus conocimientos, del universalismo de sus ideas, de la originalidad de sus ficciones y de la belleza de su poesía— una obra que hace honor a la lengua española y la mente universal.

Este poema dedicado al ajedrez es vivo reflejo de las metáforas y del estilo certero del maestro argentino.





Para saber más te recomendamos este interesante artículo de Javier Varas sobre Borges y el ajedrez.

En el siguiente video puedes escuchar el poema recitado por el propio Borges.


Borges y El ajedrez


Poesía

Ajedrez


Jorge Luis Borges

I

En su grave rincón, los jugadores
rigen las lentas piezas. El tablero
los demora hasta el alba en su severo
ámbito en que se odian dos colores.


Adentro irradian mágicos rigores
las formas: torre homérica, ligero
caballo, armada reina, rey postrero,
oblicuo alfil y peones agresores.


Cuando los jugadores se hayan ido,
cuando el tiempo los haya consumido,
ciertamente no habrá cesado el rito.


En el Oriente se encendió esta guerra
cuyo anfiteatro es hoy toda la tierra.
Como el otro, este juego es infinito.


II


Tenue rey, sesgo alfil, encarnizada
reina, torre directa y peón ladino
sobre lo negro y blanco del camino
buscan y libran su batalla armada.


No saben que la mano señalada
del jugador gobierna su destino,
no saben que un rigor adamantino
sujeta su albedrío y su jornada.


También el jugador es prisionero
(la sentencia es de Omar) de otro tablero
de negras noches y blancos días.


Dios mueve al jugador, y éste, la pieza.
¿Qué Dios detrás de Dios la trama empieza
de polvo y tiempo y sueño y agonías?




Jorge Luis Borges
Comments